He soñado muchas veces con un colegio sin patios de cemento. Era el jardín de un colegio. Nuestro colegio no tiene “patio”, sino jardín. Un jardín que se puede vivir, pasear y disfrutar. Donde se puede pisar la hierba y abrazar la Naturaleza, esconderse en una cueva vegetal, correr por un prado, lanzar hojas al estanque, descubrir árboles de todo el mundo.

He soñado muchas veces con los niños aprendiendo en la biblioteca, en la sala de cine, en la pérgola, en la cueva vegetal, en los sofás, en la zona de juego... hablando, riendo, explorando el mundo, preguntando libremente. He soñado con que eso fuera lo normal y no solo lo que hacemos para unos pocos que, eso sí, aprecian su educación y aman su cole. Pero ya no es un sueño, es nuestro colegio.

He soñado muchas veces con todo lo que hacemos y todo lo que vamos a hacer de aquí a fin de curso y ahora lo veo hecho realidad y pudiendo, con un equipo excepcional, materializarlo.

Nuestros niños tienen algo que muy pocos tienen: un espacio de creatividad, respeto y alegría. Con rigor y con entusiasmo aprenden Historia, Latín, Ciencias, Matemáticas, Inglés, Psicología, Arte, Autoconocimiento y hasta Filosofía, a cualquier edad.

Somos un colegio único. Un colegio excepcional que en CUALQUIER LUGAR DEL MUNDO sería premiado y sería un modelo para el sistema, por innovador, por seguro emocionalmente, por flexible, por respetar los ritmos, por tener un enfoque multidisciplinar, por sus proyectos, por sus avances en competencias del Siglo XXI, por sus criterios de atención a las emociones y el pensamiento libre. En cualquier lugar del mundo seríamos un ejemplo por la forma en la que nos atrevemos a darle la cara al futuro y dejar que los niños se desarrollen de verdad con pasión y alegría.

De hecho, tenemos ya alumnos de todo el mundo que vienen al descubrirnos y docentes pidiendo formarse y trabajar con nosotros. Somos un referente pese a un entorno tan poco flexible como el sistema educativo español.

Y somos el lugar donde, sin duda, tu hijo recuperaría el equilibrio y las ganas de aprender. Estés donde estés. Pregúntanos: podemos darte una fórmula flexible e innovadora donde vuelven a ser felices aprendiendo.

Mireia Long

Jefa de Estudios de Montessori British School

Abrir chat
!Hola! ¿Necesita ayuda?